¿Sabes cómo funciona una estufa de pellet?

Es muy fácil:

  1. Se carga el pellet en la parte superior.
  1. Un tornillo sin fin se encarga de alimentar el quemador, suministrando el pellet necesario de forma precisa.
  1. La estufa comienza a quemar pellet de forma automática por aire caliente.
  1. Mientras esté encendida irá cayendo el pellet necesario, según la demanda en base a la temperatura solicitada.
  1. Al final, un soplido de aire limpia el quemador y todas las cenizas caen al cenicero. Este cenicero hay que vaciarlo cada cierto tiempo.

La estufa transfiere el calor de dos formas: por radiación, debido a la propia llama que genera, y por convección, mediante un ventilador que impulsa el aire caliente, haciendo que el ambiente se caliente de forma más rápida.

A la hora de instalar una estufa de pellet es indispensable contar con una salida de humos. La explicación es muy sencilla: la estufa necesita oxígeno para la combustión, oxígeno que obtiene del aire de la propia estancia donde está situada. Y después de la combustión, el aire transformado en humo es expulsado por la chimenea.

Las estufas de pellet son un sistema de calefacción muy rentable y ecológico. Si estás pensando en esta opción para tu vivienda, Cointra te invita a conocer su gama de estufas de pellet.

¡Disfruta de la calefacción con más ventajas y fuente natural de ahorro!

 

No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.