La ubicación de este elemento es esencial para la eficiencia y durabilidad del aparato

Los termos eléctricos son uno de los sistemas de acumulación para la producción de agua caliente sanitaria que más se utilizan actualmente, gracias a la rapidez y eficiencia con que producen agua caliente y a su sencilla instalación.

No obstante, al optar por este sistema es conveniente tener en cuenta una serie de recomendaciones para mejorar el rendimiento de la instalación y alargar la vida del aparato.

Una de estas recomendaciones afecta a un importante componente del termo: el ánodo de magnesio, también llamado ánodo de sacrificio. Su misión principal es evitar la corrosión de los componentes metálicos del termo (el propio depósito) que se hallan en contacto directo con el agua. El desgaste y la corrosión, causados fundamentalmente por la acumulación de cal y la acidez del agua, afectan preferentemente al ánodo en lugar de a la resistencia, debido a que está compuesto de magnesio.

Normalmente, el ánodo está colocado junto a las resistencias, de manera que la cal acumulada en torno al ánodo puede afectar al rendimiento del termo. Además, esta colocación del ánodo impide que pueda ser revisado o sustituido fácilmente. El termo acaba perdiendo su protección contra la corrosión y se reduce su vida útil. La ubicación del ánodo en el termo es, pues, un factor que se debe tener en cuenta al elegir el aparato.

En los Termos eléctricos Cointra , el ánodo de magnesio se encuentra separado de la resistencia (salvo en los modelos AURA y ARAL 10, 15 y 200), de modo que actúa como elemento anticorrosivo, garantizando una perfecta protección electroquímica que evita que la cal se adhiera a la resistencia. Además, su ubicación permite revisarlo y sustituirlo de forma sencilla. Con estas medidas se alargan significativamente la eficiencia y la vida del termo.

La separación del ánodo de la resistencia, unida a la incorporación de la resistencia anticalcárea Blue Forever en las gamas Digital (TDG Plus), Digital (TND Plus), LEDS (TL Plus) y Aral (TB Plus), hacen de los termos Cointra una excelente elección, especialmente en zonas de aguas duras, ya que se logra un aumento considerable de la eficiencia, la duración y por tanto, el ahorro.

La confianza en la calidad de nuestros equipos nos permite ofrecer 2 AÑOS DE GARANTÍA TOTAL en nuestras principales gamas de termos eléctricos, ampliando a 3, 5 o 7 años la garantía del calderín, según la gama.

COMPÁRTELO:Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *