Cointra España

LOS RADIADORES DE ALUMINIO EN COMBINACIÓN CON UNA CALDERA DE CONDENSACIÓN, CONFORMAN UNA INSTALACIÓN DE BAJA TEMPERATURA CON UN NIVEL ÓPTIMO DE CONFORT.

Las instalaciones dimensionadas para trabajar a menor temperatura, que utilizan una caldera de condensación o bomba de calor junto con emisores de baja temperatura, ahorran energía y reducen las emisiones contaminantes.

Para que una instalación sea considerada de baja temperatura, la caldera de condensación o bomba de calor debe tener una temperatura media de trabajo de 60ºC.

Con esa temperatura, el salto térmico en el conjunto de la instalación estará en el entorno de ΔT = 40º.

De esta manera se logra que la temperatura de trabajo del conjunto de la instalación descienda, reduciendo el consumo de energía y mejorando así su eficiencia.

Cuando hablamos de instalaciones de baja temperatura, mucha gente piensa que nos referimos únicamente a instalaciones de suelo radiante bajo pavimento.

Sin embargo, las instalaciones de baja temperatura también se pueden realizar con radiadores de aluminio, alcanzando el mismo nivel de confort térmico que con el suelo radiante pero con la gran ventaja de que el coste económico es menor.

Y es que, cuando los radiadores de aluminio trabajan a baja temperatura, aumentan la parte de radiación que emiten y disminuyen la de convección (reduciendo el efecto corrientes de aire), asemejándose así a una instalación de suelo radiante.

Para alcanzar los mejores resultados, los radiadores deben ubicarse siempre bajo las ventanas para evitar el efecto “pared fría”. De este modo se consigue un ahorro de energía de hasta un 5% y ganar hasta 0,5º C en temperatura ambiente.

Si a esto le añadimos el uso de válvulas termostáticas, se puede lograr un ahorro de energía de hasta un 15% debido al control de la temperatura por habitación de forma individual.

Además, el uso de radiadores tiene otras ventajas:

– Respeto por el medio ambiente: el aluminio es un material altamente ecológico ya que es un metal altamente reciclable. La  utilización de aluminio de segunda fusión procedente de chatarra ahorra el 95% de la energía y contribuye a cumplir con el plan europeo 20/20/20, cuyo objetivo es reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía primaria en un 20%, así como aumentar el uso de energías renovables en un 20% para 2020. 

– Baja inercia térmica: esto significa que se adaptan fácilmente a los cambios de temperatura que se producen en el exterior y también en el interior, por ejemplo cuando en una habitación se reúnen de repente muchas personas.

– Rápida, sencilla y económica instalación.

Si estás pensando en realizar una instalación de baja temperatura en tu vivienda ,en Cointra tenemos el mejor equipo: radiadores de aluminio + calderas de condensación Superlative Plus.

¡El mejor equipo de calefacción de baja temperatura para lograr el máximo ahorro y confort!

No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *