Los GLP son los “gases licuados del petróleo”. Así se denomina a diversas mezclas de propano y butano que alcanzan el estado gaseoso a temperatura y presión atmosférica y que pueden pasar a estado líquido a presiones relativamente bajas, lo que hace posible almacenarlos y transportarlos en recipientes a presión.

Los GLP se utilizan en las viviendas como fuente de energía para cocinar, para calefacción y para producir agua caliente sanitaria en aquellos lugares donde no hay acceso a la red de distribución de gas natural.

Los GLP pueden estar presentes en el petróleo y en el gas natural y, además, se pueden producir mediante diversos procesos de refinería.

Tanto el butano (C3H8)  como el propano (C4H10) tienen un gran poder calorífico: 28300 Kcal/m³ y 22000 Kcal/m³ respectivamente.

Ambos gases son inodoros pero, al igual que sucede con el gas natural, se les añade una sustancia que le da un olor característico para poder detectarlos en el caso de fugas.

Y además de ser inodoros, son incoloros y no son tóxicos.

Si estás buscando un calentador compatible con GLP, en Cointra disponemos de una amplia gama de calentadores preparados para funcionar con gas butano y propano.

¡Descúbrelos!

No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *