LIMPIAR CORRECTAMENTE UNA ESTUFA DE PELLETS ES IMPORTANTE PARA ASEGURAR SU CORRECTO FUNCIONAMIENTO Y EVITAR QUE DISMINUYA LA EFICACIA TÉRMICA.

Mantener limpia tu estufa de pellets Cointra es fundamental para asegurar su funcionamiento correcto y evitar el ennegrecimiento del vidrio, la combustión incorrecta, el depósito de cenizas e inquemados en el quemador (brasero) y la disminución de la eficacia térmica.

Pero ¿cómo limpiar una estufa de pellets?

Hay dos tipos de limpieza necesarios:

– La limpieza ordinaria, que debe realizar el propio usuario con la periodicidad que se indica en el manual de instrucciones.

– La limpieza estraordinaria, que debe ser efectuada al menos una vez al año por un Centro de asistencia autorizado.

LIMPIEZA ORDINARIA DE UNA ESTUFA DE PELLETS: CONSEJOS PARA EL USUARIO.

Antes de ponerte manos a la obra con la limpieza de tu estufa de pellets, te aconsejamos que utilices unos guantes para no mancharte e incluso una mascarilla para evitar inhalar las cenizas.

Y muy importante: la estufa debe estar completamente fría y desconectada de la red eléctrica.

¿Qué hay que limpiar y cada cuánto tiempo?

. Cada día, debes limpiar el quemador (brasero). Esto es fundamental para garantizar una combustión correcta, puesto que el aire necesario para la combustión entra por los orificios del quemador. Para ello, debes extraer el quemador y quitar los residuos de ceniza depositados en la cámara de combustión y en el contenedor del quemador (portabrasero). Puedes utilizar un aspirador. Y después, debes acordarte de colocarlo todo bien, apoyando el quemador (brasero) en el contenedor del quemador (portabrasero) ocupando todo el perímetro y sin dejar aberturas por donde pueda pasar el aire.

. Cada 2 o 3 días, según el uso de la estufa, debes limpiar el cenicero/cajón y el vidrio. El cenicero está debajo del quemador-contenedor del quemador (brasero-portabrasero). Para limpiarlo, hay que abrir la puerta de la cámara y aspirar las cenizas y los residuos de la combustión con un aparato adecuado. Una vez concluida la limpieza, debes cerrar la puerta. En cuanto al vidrio, se puede limpiar con un paño húmedo y un detergente específico que no sea abrasivo. Además, debes tener en cuenta que entre el vidrio, el sujetavidrios y la puerta de la cámara, en las partes inferior y superior, hay unas ranuras que permiten la circulación del aire y la limpieza interior del vidrio. Es importante mantener limpias también estas ranuras, eliminando las acumulaciones de ceniza y polvo. Y no olvides limpiar periódicamente todo el contorno interior del vidrio.

. Por último, la limpieza de las partes cerámicas externas de la estufa debe hacerse cada vez que veas polvo o suciedad. Al ser de fabricación artesanal, estas partes cerámicas pueden tener pequeñas imperfecciones superficiales, como micropicaduras o falta de homogeneidad cromática. Por esta razón se recomienda limpiarlas únicamente con un paño suave y seco, ya que el uso de detergentes puede hacer visibles las imperfecciones.

LIMPIEZA EXTRAORDINARIA DE UNA ESTUFA DE PELLETS: OPERACIONES A REALIZAR.

Como hemos explicado al principio, la limpieza estraordinaria debe efectuarse al menos una vez al año por un Centro de asistencia autorizado.

Generalmente esta limpieza se realiza al finalizar la temporada y el profesional encargado aprovecha este momento para realizar el mantenimiento, comprobando el desgaste de los componentes internos de la estufa.

¡Recuerda que mantener limpia y en buen estado tu estufa de pellets es esencial para disponer del calor confortable y sostenible que necesitas en tu hogar!

No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *