LA ACUMULACIÓN DE CAL ES UN PROBLEMA QUE AFECTA AL RENDIMIENTO Y VIDA ÚTIL DE LOS TERMOS ELÉCTRICOS. COINTRA TE PROPONE LA MEJOR SOLUCIÓN PARA EVITARLA: LA PREVENCIÓN.

La única forma de evitar la acumulación de cal de forma eficiente es la prevención.

Una prevención que empieza antes incluso de elegir el termo eléctrico para nuestra vivienda.

Y es que, lo primero que debemos hacer antes de comprar un termo eléctrico es verificar si es apto para la dureza del agua de la zona.

Pero ¿qué es la dureza del agua?

Se denomina dureza del agua a la concentración de compuestos minerales que hay disueltos en el agua, sobre todo sales de magnesio y calcio.

Cuando la concentración de estos minerales es alta, se considera que el agua es dura, mientras que cuando la concentración es baja, el agua es blanda.

En España, nos podemos encontrar con aguas blandas, aguas duras intermedias, aguas duras y aguas muy duras.

En general, las zonas costeras son las que tienen las aguas más duras.

Cuanto más dura sea el agua, más cal tendrá y, por lo tanto, mayor riesgo de que los depósitos de cal se acumulen.

Y no solo eso: estos depósitos de cal impiden la correcta transmisión del calor de la resistencia al agua e incrementan la disolución del ánodo de magnesio.

La misión del ánodo es evitar la corrosión que los componentes metálicos del termo sufrirían debido a su contacto directo y permanente con el agua.

Su composición de magnesio provoca que la corrosión le ataque a él preferentemente, manteniendo por más tiempo inalterables el resto de materiales.

Debido a su importancia y al desgaste que sufre, es esencial que este ánodo sea revisado y sustituido periódicamente para garantizar la protección del termo.

En la mayor parte de los termos, el ánodo se encuentra ubicado al lado de la resistencia, lo que provoca que la cal que en él se deposita forme un bloque junto con la que se deposita en la resistencia o alrededor de la vaina, generando 2 inconvenientes:

.-La resistencia pierde el contacto directo con el agua, con la consiguiente pérdida de eficacia en la transmisión del calor.
.-El ánodo no puede ser revisado ni sustituido por lo que el termo pierde su protección contra la corrosión, acortando notablemente su vida útil.

PARA PREVENIR ESTOS PROBLEMAS, COINTRA HA IMPLEMENTADO 2 MEDIDAS MUY IMPORTANTES EN SUS TERMOS ELÉCTRICOS:

La primera de estas medidas es que en todos los termos eléctricos Cointra el ánodo está separado de la resistencia, lo que va a permitir:

.-Que la resistencia permanezca en contacto directo con el agua, garantizando de esta manera la eficacia en la transmisión de calor al agua.

.-Y que el ánodo pueda ser revisado y sustituido periódicamente de una forma sencilla, siendo posible mantener siempre el ánodo en perfecto estado, lo que prolongará notablemente la vida del termo frente a otros modelos donde este cambio no es posible.

La segunda medida es que en varios de sus modelos de termos eléctricos ha incorporado, además, la tecnología “Blue Forever”.

De patente propia, este recubrimiento proporciona a la resistencia una excelente propiedad anticalcárea que evita que la cal se adhiera a la superficie de la misma.

Como resultado, se prolonga la vida del termo y se logra un adecuado funcionamiento de la resistencia en todo momento al no producirse sobrecalentamientos.

Gracias a Blue Forever, los termos Cointra están indicados para aquellos lugares de aguas especialmente duras.

Te lo explicamos todo con más detalle en este vídeo.

Y recuerda… ¡si te preocupa la cal, elige los termos eléctricos Cointra!

COMPÁRTELO:Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *