Según sea el tamaño y capacidad del termo eléctrico así como el espacio disponible, puede ser mejor colocarlo en el interior o en el exterior de la vivienda, aunque lo ideal es que esté situado en el interior y lo más cerca posible de los puntos de toma de agua caliente (ya sea el baño o la cocina) para evitar pérdidas de calor en las tuberías. 

En caso de que el termo eléctrico no se pueda instalar en el interior y el lugar elegido sea frío (garaje, balcón, etc.) es recomendable la colocación de un aislamiento complementario tanto en el termo como en los tubos de agua fría y caliente.

Además, antes de instalarlo, hay que tener en cuenta dos cosas muy importantes:

– La pared donde se vaya a instalar el termo debe ser capaz de sostener un peso tres veces superior al del aparato lleno.

– Hay que acordarse de dejar un espacio de al menos 25 cm entre la tapa de protección del termo y cualquier obstáculo fijo, con el fin de poder realizar las tareas de mantenimiento cada vez que sean necesarias.

Por último, y como medida de seguridad, el termo debe colocarse de tal manera que a cualquier persona que se encuentre en la bañera o en la ducha le resulte imposible acceder a los interruptores u otros dispositivos de puesta en marcha, respetándose 0,6 m de distancia entre el termo eléctrico y la bañera o ducha.

Como siempre, recomendamos que la instalación de tu termo eléctrico Cointra la realice uno de nuestros instaladores autorizados, ya que conoce como nadie tu termo y sabe cómo adecuar la instalación a las condiciones de la estancia, así como las comprobaciones que hay que hacer para que la instalación ofrezca la máxima seguridad y fiabilidad. 

¡Sigue nuestro consejo y podrás disfrutar del agua caliente en las mejores condiciones y con todas las garantías!

No hay comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *